top of page
Varilla Corrugada

La varilla corrugada grado 4200 se caracteriza por su alta resistencia a la tensión y alta adherencia. La varilla corrugada se presenta como una opción más para el refuerzo del concreto. Su fabricación parte del alambre laminado en frío. La varilla corrugada también conocida como acero de refuerzo, es el alma de cualquier elemento estructural pues está destinada a absorber las fuerzas de tensión provocadas por las cargas y los cambios de volumen efectuados en el concreto por la variación de la temperatura.

Pese a lo que podamos creer, las construcciones no son estáticas, tienen movimientos y deben soportar las inclemencias de la naturaleza: sismos, vientos, lluvias y el peso de los materiales, el mobiliario y las personas que habitan, por lo que toda construcción tiene movimiento y debe ser lo suficientemente fuerte para soportarlo.

La varilla corrugada es uno de los materiales de soporte en las construcciones y a continuación hablaremos de las características y usos de la varilla de refuerzo.

Norma de Fabricación para la varilla corrugada grado 4200 NMX-B-506 CANACERO

Aplicaciones:

La varilla corrugada se utiliza para reforzar losas aligeradas y sólidas, viguetas, castillos, castillos ahogados, refuerzo horizontal en muros, postes y tubería de concreto. En general, para aquellos casos en donde se requieran varillas de pequeño diámetro.

Usos:

Se utiliza generalmente en el ramo de la construcción, pero también puede usarse en la industria de la transformación o en la herrería para producir alambre y sus derivados. El calibre de la varilla se utiliza de acuerdo con las necesidades de la construcción, es decir, en obras pequeñas (como edificaciones de una sola planta) se utiliza un calibre más delgado que el que se usaría en un edificio de varios niveles.

bottom of page